martes, 20 de abril de 2010

REGIONES AUTONOMAS: BASES DE UNA VERDADERA AUTONOMIA COSTEÑA.


Aprovechando inquietudes sobre algunos costeños en cuanto a Autonomía Costeña, quiero expresar y opinar un poco respecto a la susodicha autonomía que han pretendido meternos a regañadientes, tanto políticos nacionales como políticos costeños, estos últimos que yo les llamo "malos hijos de la Costa Atlántica de Nicaragua".

Leía en el facebook de un ciudadano costeño sobre seis puntos que él desearía se hiciesen realidad como reivindicación sustentada en una autonomía. Le decía en mi comentario que, todos esos 6 puntos deberían fundamentarse en el ejercicio de una verdadera Ley de Autonomía y de una real Autonomía de la Costa Atlántica de Nicaragua. Esto no existe en la actualidad, pues ambos gobiernos autónomas actúan y administran la cosa pública como que fuesen un ministerio más del Gobierno de Nicaragua.

¿Queremos una verdadera autonomía? Claro que sí, todos la deseamos, pero en la magnitud de lo normal al igual a como se pone en práctica en otras latitudes de nuestro planeta; ejemplo: Quebec-Montreal y España (Andalucía, País Vasco, Cataluña, Galicia, etc), en donde todo funciona como que fuesen Estados independientes, aun cuando siguen dentro del Estado canadiense y español respectivamente.

Lo que pasa en Nicaragua es lo siguiente: los políticos, o desconocen totalmente lo que es una Autonomía Territorial o Regional, o se hacen los "gatos bravos" para no reconocer lo que significa una verdadera Autonomía para el Caribe Nicaragüense. Lógicamente, dentro de toda esta maraña hay una serie de intereses diversos que, lamentablemente, han calado hasta lo más profundo de los huesos de los políticos costeños, que al igual que en tiempos de Somoza, actúan conforme los dictados y el son que les orientan los partidos nacionales y sus respectivos caudillos y maquilladores ideológicos.

Si existiera una real Autonomía en la Costa Caribe de Nicaragua sucedería lo siguiente, entre otras cosas más:

1) Los gobiernos autónomos tendrían su propia "Constitución Estatal" que en este caso podría ser la misma Ley de Autonomía modificada, enriquecida y completada;
2) Los gobiernos autónomos promulgarían y se regirían por sus propias leyes estatales regionales;
3) Las leyes nacionales no se inmiscuirían en las Regiones Autónomas, salvo cuando existan situaciones que ameriten la intervención de la Corte Suprema de Justicia o de la Asamblea Nacional;
4) Existiría una Ley Electoral autónoma en la cual participen solamente partidos regionales, sin la mínima injerencia de partidos y políticos nacionales;
5) La economía sería totalmente independiente, sobre la base de las inversiones y la explotación, goce y disfrute total de los recursos naturales de la Costa Atlántica de Nicaragua, con un pequeño aporte porcentual a la economía nacional, estando la mayoría dirigido al crecimiento económico regional y al desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida de todos los pueblos costeños;
6) La administración pública regional sería totalmente autónoma, la que estaría bajo la vigilancia y control de la Contraloría Regional y Procuraduría Regional de Justicia en cada gobierno autónomo. Dicha administración pública se desarrollaría sobre la base de su propio presupuesto regional, totalmente autónomo del Presupuesto General de la República.
7) El punto 6 significa entonces que ambos gobiernos autónomos tendrían sus propias estructuras gubernamentes, sus propios ministros o secretarios de Estado, sus propios congresistas (actuales consejales regionales), magistrados de justicia, jueces estatales, contraloría estatal, procuraduría y fiscalía estatal regional, etc.

¿Porqué no se quiere aprender de los gobiernos autónomos de otras partes del mundo? Si nos detenemos a pensar un poco del porqué no se cumple actualmente con tantos "ías" que he mencionado en cada uno de los puntos anteriores, es porque simplemente los políticos nacionales y costeños, NO DESEAN REALMENTE UNA VERDADERA AUTONOMIA DE LA COSTA ATLANTICA DE NICARAGUA....esa es la realidad.

Autor:
Alfonso Antonio Navarrete Centeno - Siuneño
Jurista, Economista, Cientista Social y Educador.